La Historia y la Tradición oleícola se aúnan en la Ribera de Navarra.

  • Desde los romanos

    La historia de la Ribera de Navarra y especialmente la de Cascante, es la historia de sus olivos y aceites.

    Las primeras noticias del cultivo del olivo provienen de la época romana, donde parte de los impuestos se pagaban con el excelente aceite de estas tierras.

  • Medalla de oro

    Entre los años 1930-1960, el cultivo del olivo en nuestra región alcanza su punto más alto. Fue un momento de gran esplendor, en el que nuestros aceites fueron reconocidos con numerosos premios, destacando la medalla de oro lograda en la 1ª Exposición Universal de Sevilla de 1929.

  • calidad

    La nuestra ha sido y es una zona de gran calidad de aceites por dos razones, la primera y fundamental, junto al clima es el tipo de oliva (empeltre), y la segunda es que en esta zona la elaboración siempre se ha cuidado mucho, elaborarando el aceite con aceitunas de la mejor calidad.